Masaje de pies (Masaje Tailandés)



Los beneficios del masaje tailandés de pies

La cultura tailandesa se ha hecho famosa en el mundo occidental por diferentes factores, sus costumbres, gastronomía y creencias, pero también por sus peculiares métodos para mantener la salud, entre la cual entra su famoso masaje de pies.

En un principio puede sonar como algo frívolo, pero de acuerdo con las creencias tailandesas los pies están profundamente conectados con el resto del cuerpo, y dependiendo de su estado la salud de una persona puede mejorar o empeorar.

Siguiendo esta línea de pensamientos, esta cultura establece que cada parte de la planta de los pies tiene una conexión con algún órgano vital del cuerpo, y que a través de un masaje apropiado se puede estimular la salud del órgano deseado.

Este tipo de masajes es conocido como reflexología podal tailandesa, y se erige como una forma natural de prevenir enfermedades, y también de aliviar dolencias. Según los expertos este tipo de masajes puede equilibrar la energía del cuerpo, mejorar la circulación, y estimular órganos, glándulas, y sistemas completos.

El masaje tailandés de pies puede ayudar a aliviar dolores de cabeza, mareos, problemas del sistema digestivos, dolores en las piernas o por estrés, irregularidades con la menstruación, e incluso problemas como la depresión, la fatiga o el insomnio.

Además, este tipo de masajes ayuda al paciente a eliminar las toxinas acumuladas en el cuerpo, por lo que fortalece el sistema inmunológico, y estimula el drenaje linfático.

Quienes siguen la cultura detrás de estos masajes, aseguran que múltiples sesiones pueden hacer que un paciente alivie sus tensiones físicas y emocionales, lo que deriva en todos estos beneficios.

Masaje de precisión

Este tipo de masajes debe ser realizado por un experto, ya que se trabaja sobre los canales energéticos de pies y piernas, aplicando presión en los puntos precisos y estimulando así el acto reflejo en los órganos correspondientes.

Para llevar a cabo el masaje el experto se apoya en algunos elementos como instrumentos de madera, aceite de coco, crema para masaje, y un bálsamo tailandés de hierba. La estimulación no solo se centra en los pies, sino también en piernas, manos, brazos, cuello, cabeza y espalda.

+ INFORMACIÓN